615969790
Your menu is empty or not selected! How to config a menu

Hábito de estudio en Educación Primaria (1)

Comenzar desde pronto a crear una serie de hábitos  de estudio es importante porque de forma autónoma,  sólo algunos niños,  lo aprenden.

 Los niños pasan muchas horas en el colegio y cuando llegan a casa lo que les apetece y lo que sería más adecuado es que descansaran, tuvieran tiempo para poder jugar con nosotros, con sus hermanos o incluso jugar en la calle o en el parque. El día a día nos enseña que no hay mucho  para esas cosas  y que la gran mayoría del profesorado entiende que el niño debe hacer “deberes” para afianzar lo que se impartió en clase.

El periodo más complicado es cuando el niño deja la Educación Infantil y comienza la Primaria. Es en este momento se produce un cambio sustancial. Se les empieza a pedir que cumplan con una serie de actividades obligatorias.  Debe comenzar a hacerse autónomo, cumplir con las tareas, hacer exámenes y en muchos casos, es cuando el niño comienza a no querer asumir esas responsabilidades, a no querer realizar dichos “deberes”.

Lo más importante es conseguir que el niño, una vez llega a casa, vaya interiorizando que tiene un periodo de tareas que debe hacer. Crear ese hábito es primordial  porque sobre esas bases creará su forma proceso de aprendizaje.  Un buen aliado son las rutinas. Respetar la hora de la merienda, de la tarea, de la ducha, de ir a la cama. Esto nos ayudará a que sepa qué debe hacer en cada comento.

Un objetivo a alcanzar es la organización del trabajo, su autonomía a la hora de realizarlo y esto implica que el adulto no debe poco a poco disminuyendo su presencia. No es aconsejable estar todo el tiempo a su lado.

En cuanto a espacio físico,  lo primero que el niño debe tener es una zona de trabajo. Su escritorio, sus colores y  lapiceros, papelera, pequeña estantería para tener sus libros… Todo debería tener un orden, estar al alcance de la mano,  ser atractivo y ser eso, su zona de estudio. No deben existir ningún tipo de distractores como: televisión, ordenadores, móviles,… porque lo que queremos en este momento es que esté centrado y que no se alargue mucho en  su tiempo de estudio. Se debe evitar la cocina, el salón o zonas donde el resto de la familia pueda estar haciendo otras cosas porque no conseguiremos que esté centrado en la tarea. Si no queda otro remedio que compartir espacio en la casa, lo mejor es que todo el mundo sea consciente de que es un tiempo de aprendizaje así que el resto debería estar haciendo lo mismo o al menos, actividades que no produzcan demasiado ruido.

En cuanto al momento adecuado para hacerla pues habrá que buscarlo. Si el niño está haciendo una actividad agradable como ver la tele o jugando y lo enviamos a estudiar, terminará viendo este momento como castigo y es algo que debemos evitar. Una buena opción es llegar a casa, merendar si no lo ha hecho por el camino o en el colegio e ir a la zona de trabajo. Otra opción es marcar tiempos, que no es lo mismo que negociar tiempos. Esto lo digo porque al final, terminará él controlando cuánto tiempo va a ver la tele o estar en el ordenador, antes de ponerse a estudiar.

Lo más importante es conseguir que el niño, una vez llega a casa, vaya interiorizando que tiene un periodo de tareas que debe hacer. Crear ese hábito es primordial  porque sobre esas bases creará su forma proceso de aprendizaje.

Ahora nos topamos con cuánto tiempo: pues los más pequeños con 15 /20 minutos deberían tener suficiente. Algunas materias nos llevarán más tiempo pero es mejor no alargarlo demasiado. Según vamos avanzando en el curso escolar y lo contenidos cada vez son más y más complicados, necesitará entre 30 y 40 minutos. Las sesiones no deberían superar los 50 minutos y sé que muchos estarán pensando que hay veces que se tarda mucho más. En ocasiones esto sucede porque el niño se distrae mucho o porque su capacidad de frustración cuando no le salen las cosas, no es la correcta, en otras, simplemente es que cada profesor marca una serie de tareas sin tener en cuenta que otros de sus compañeros han hecho lo mismo. En el caso de que se distraiga, o que no tenga estrategias de resolución de problemas, o que se frustre ante cualquier complicación,  estamos ante otro problema que deberemos solucionar. Como orientación, podemos decir,  que el tiempo de tareas para un niño en 1º de primaria debería ser de  30 minutos y en 2º de primaria ya dedicarle 45 minutos. A partir de aquí podemos establecer ir aumentado unos 15  minutos por curso.  Lo ideal sería tener una hora concreta: comenzamos a estudiar a las 6 de la tarde y finalizamos a las  7’30. A esa hora,  ya tiene que estar todo finalizado para que le dé tiempo de jugar un poco, darse su ducha tranquilamente, cenar sin prisas.

La actitud de los padres. Tenemos que valorar el esfuerzo que está haciendo nuestro hijo para estudiar. Las notas no son el fin último en este periodo de su vida, hay niños que son un poco más lentos o no mantienen su atención durante mucho tiempo y por eso no retienen bien la información a estudiar. Tenemos que intentar poner en valor las cosas que si ha sabido realizar.  Debemos acompañarlos en este proceso pero como decía en las líneas iniciales, debemos aprender a ir dejándolos solos. “Unos padres pasivos pueden ser tan negativo como unos padres demasiado presentes”.

Si queda alguna tarea que hacer para el fin de semana es bueno que se haga solo uno de los dos días, para que tenga al menos un día dedicado totalmente a actividades lúdicas.

Antes de comenzar a estudiar, el niño no debe estar muy excitado por lo que intentaremos si viene del colegio y camino a casa, pues poner música en el coche, o si viene andando ir cantando o contando cosas que han ido pasando en el día.

Establecer un ritual también es importante. Antes de ponernos a estudiar, despejar la mesa, sacar los libros, si se necesita sacar puntas a los lápices, esto nos puede llevar unos  minutos que harán de transición de un estado al otro del niño.

Este tema es lo suficiente amplio y se ve afectado por tantas variables que volveremos a escribir sobre el mismo.

0 Comments

No Comment.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas cualquier sitio web, puede guardar información a través de tu navegador, normalmente en forma de cookie. Controla desde aquí tus opciones referentes al servicio de cookies.


Para el correcto funcionamiento de esta web, utilizamos las siguientes cookies necesarias técnicamente.
  • wordpress_
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_test_cookie
  • wp-settings-
  • wp-settings-time-
  • vchideactivationmsg_vc11
  • wp-saving-post

Necesarias para mejorar la navegación en la web
  • redux_current_tab
  • redux_current_tab_get
  • knp_landing

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios