615969790
Your menu is empty or not selected! How to config a menu

¿EDUCAR O ENSEÑAR?

Otro día más me encuentro en los medios de comunicación con la noticia de  la agresión de un grupo de chicos a una compañera de instituto.

Otra vez vuelvo a reflexionar: ¿Qué estamos haciendo mal en nuestra sociedad?

Otra vez vuelvo a llegar a la misma conclusión: puede que exista una dejación de funciones.

En esta sociedad en la que vivimos, donde todos tenemos que intentar trabajar para poder sacar adelante nuestros hogares, para poder crecer profesionalmente, para poder tener un mejor status social… se ha producido una dejación o delegación de funciones. La familia está poco tiempo con los hijos, hay poco espacio de comunicación, desde pequeños creemos que nuestros hijos son ese gran tesoro al que le tenemos que evitar toda situación “incomoda”. Todo esto, sumado,  forma el campo de cultivo para que nuestros niños y jóvenes no sepan dónde están los límites sociales, hasta dónde pueden llegar y cómo reaccionar ante situaciones complicadas y frustrantes.

Se relaciona la figura del acosador con alguien que viene de un entorno diferente al nuestro. El abusón o el malote no tiene que venir de una familia desestructurada o de una zona “marginal”. Abusones y malotes los hay en todos los ámbitos sociales y en todos los centros educativos, siempre los ha existido. Lo perverso es que ahora, ese daño se puede hacer público en directo y la humillación se hace notoria, complicando así la vida del acosado.

Pero la reflexión de hoy no es sobre el acoso, es sobre la educación que estamos dando a nuestros chicos y chicas.

Como nuestros hijos están la mayor parte del tiempo en la escuela, pretendemos que sea la propia escuela la que enseñe y eduque. Aquí creo que es donde está el principal escollo.

Nos encontramos que, con bastante frecuencia, se utilizan de forma indistinta esos dos términos: educar y enseñar. Creo que es conveniente delimitar dichos conceptos para llegar a la raíz del problema.

Educar proviene de latín “educare” que es sinónimo de dirigir, de sacar lo mejor del otro. Según una de las acepciones de la RAE: “Desarrollar o perfeccionar las facultades intelectuales y morales del niño o del joven por medio de preceptos, ejercicios y ejemplos”.

Educar es instruir a una persona de forma integral, trasmitiendo conocimientos, valores y actitudes.

Enseñar proviene del latín “insignare” que significa señalar. Desde una de las acepciones de la RAE: Instruir, amaestrar con reglas o preceptos…Es decir, señalar el camino a seguir.

Ya vemos que resultan muy parecidas, pero en el fondo, no lo son tanto.

La función docente por tanto,  se realiza dentro del área de la “enseñanza”. El docente debe impartir una materia, trasmitir unos conocimientos sobre esa materia, es decir, cumplir con el currículo que desde la administración de educación se señala. De forma transversal, como el grupo clase forma una pequeña sociedad, se trabajan valores como el respeto, actitudes sociales adecuadas, conceptos como la paz, la igualdad, la ecología… En los centros escolares, el profesor, puede tratar temas como la educación ambiental, educación para la salud, educación moral, …  Por tanto, enseñamos conocimientos, enseñamos tareas, enseñamos oficios.

El ámbito de la educación es mucho más amplio que el ámbito de la enseñanza.  Por medio de la educación estamos trasmitiendo a nuestros hijos nuestras tradiciones, nuestros valores, derechos y obligaciones, nuestras normas sociales y actitudes. Estos aspectos se van conformando a partir de la interacción del sujeto con su ambiente. El primer núcleo y más importante para adquirir dichos valores es sin duda la familia.

¿Qué ha cambiado? Pues la propia familia ha cambiado. Antes las familias estaban dentro de un entorno donde todos cuidaban de todos, donde todos educaban a todos, incluso los vecinos del pueblo, de la calle, del bloque… educaban al niño.  Hoy en día, muchas veces, vivimos lejos de nuestra propia familia, no tenemos ese entorno social que tanto bien nos hacía. Tener cerca a tus padres, abuelos, tíos y  primos,  permite  al niño un espacio donde nacen las primeras normas, las primeras formas de relacionarnos con el otro. En este entorno es donde se aprende lo que es correcto o no, respetar los tiempos del otro, las cosas del otro, el turno de palabra, la gestión de emociones, …

Por tanto, función de la familia es educar a los niños para conseguir el pleno desarrollo. Los estilos de paternidad/maternidad que se den en la familia, afectarán al desarrollo cognoscitivo y socio-afectivo de los hijos.

Como padres debemos buscar el equilibrio entre ser autoritarios o excesivamente permisivos.  Por tanto, debemos  educar a nuestros hijos en esos valores y emociones que serán los cimientos donde se apoyará la personalidad del futuro “adulto”. Por tanto, debemos :

  • Marcar límites entre lo que para nosotros es aceptable o no.
  • Reforzar las conductas que sean positivas.
  • Las respuestas inadecuadas deben ser controladas.
  • Intentar no usar el castigo como herramienta educativa.
  • Utilizar economía de fichas en caso de niños pequeños.
  • En caso de niños mayores, reflexionar sobre las cosas e intentar que entiendan el porqué de la situación.
  • De forma más esporádica y dependiendo de la gravedad de la actuación del niño, si podemos optar por la retirada de algún privilegio (juguete, televisión, móvil, videojuegos…).
  • Por supuesto, se debe evitar el castigo físico, la comparación con otros, la retirada del afecto o cariño…
  • Controlar nuestras emociones porque muchas veces, ante una situación complicada, el adulto lo que hace es descargar en el niño su propia frustración.

La principal meta de la educación es crear hombres capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente  de repetir lo que han hecho otras generaciones : hombres creadores, inventores y descubridores. Jean Piaget

0 Comments

No Comment.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas cualquier sitio web, puede guardar información a través de tu navegador, normalmente en forma de cookie. Controla desde aquí tus opciones referentes al servicio de cookies.


Para el correcto funcionamiento de esta web, utilizamos las siguientes cookies necesarias técnicamente.
  • wordpress_
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_test_cookie
  • wp-settings-
  • wp-settings-time-
  • vchideactivationmsg_vc11
  • wp-saving-post

Necesarias para mejorar la navegación en la web
  • redux_current_tab
  • redux_current_tab_get
  • knp_landing

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios