615.969.790
615.969.790
615.969.790

EXPERIENCIA DOCENTE DURANTE EL CONFINAMIENTO – COVID-19

Creo que toda el personal docente intenta que el alumnado pueda seguir adelante con su proceso de aprendizaje. Da lo mismo que se enfrenten a un escenario de guerra, una catástrofe climatológica o algún otro acontecimiento que haga temblar los cimientos donde se apoya nuestra sociedad.

Construyen  aulas en el patio de una escuela destruida o transforman un solar despejado, entre los cascotes ocasionados por un terremoto, en un espacio educativo. Ellos siempre están porque, la educación, no solo es un derecho de la infancia, la educación es  uno de los derechos básicos de cualquier cultura.

Los grandes docentes saben reinventarse e inventar nuevas formas de impartir sus conocimientos.  Se ha pasado de unas ratios muy altas por aula a otras más aceptables,  aunque aún sean demasiados alumnos; los pizarrones y las tizas han dado  paso a las pizarras digitales; las aulas están compartiendo  espacio con  los  campus virtuales.

Los docentes dedican parte de su vida a actualizar sus conocimientos para conseguir los mejores resultados en el alumnado  pero  no todos los colegios, institutos y universidades cuentan con los mimos recursos.

LA CRISIS SANITARIA POR EL COVID-19

La crisis sanitaria ha  provocado el cierre de todos los centros educativos. Hay una frase que me ha gustado mucho:

¡La escuela cierra sus puertas, la educación no!

Con las clases presenciales suspendidas, los maestros debieron cambiar su metodología para enseñar a distancia, responder consultas fuera del horario escolar, además seguir atendiendo a sus familias o ayudar a sus propios hijos en sus tareas.

No es lo mismo ser docente en una universidad o  de la primera etapa de primaria, tampoco es lo mismo estar en un centro público o en un centro concertado, en la zona rural o en la zona urbana, con alumnado con o sin necesidades educativas especiales.

Los docentes han tenido que pasar de la Educación 2.0 a la Educación 3.0. en cuestión de días.

Como Licenciada en Ciencias de la Educación me parece un momento apasionante, histórico y único. Nunca antes hemos vivido una situación similar y por tanto, quiero ofrecer este espacio para dar voz a nuestros queridos “docentes”.

He visto como mi propio  comedor se convertía en el aula virtual desde la que mi marido, profesor de un colegio concertado de la primera etapa de la ESO, ha estado trabajando todo este tiempo. Se levanta como siempre a las 7 de la mañana y se sienta frente al ordenador. Mantiene videoconferencias con el resto del Equipo Docente y realiza las tutorías con sus alumnos. Es como tener el aula en casa, le oigo como les anima, los motiva, les tira  suavemente de las orejas cuando alguno se copia, les pregunta cómo se sienten, si tienen muchos deberes …
Mi hijo se mantiene en contacto con su tutora del Centro donde realiza CFGS. No podrá hacer sus prácticas laborales pero si está elaborando su Proyecto.  Mi hija también en contacto con sus tutores.  Hemos intentado que las videoconferencias o llamadas telefónicas no coincidieran.

Nadie mejor que el propio profesorado para contarnos su experiencia docente durante esta Pandemia. Quiero que sean sus palabras las que nos hagan reflexionar sobre esta profesión a la que se llega con mucha vocación  pero que cada vez, nuestra sociedad, se lo pone un poco más complicado. Raro es el día en el que no veo, en las redes sociales,  críticas por la cantidad de tareas que tienen los niños, por la incomprensión con unos profesionales que estaban dando más que nunca.

MRP-  PROFESORA DE PRIMERA ETAPA DE PRIMARIA –  CENTRO CONCERTADO DE CANARIAS

Soy profesora de Primaria y el día 12 de marzo a las 4 de la tarde me comunican que se suspenden las clases 15 días, entré en shock, lo único que me dio tiempo a hacer es decirles a mis alumnos que se llevaran todos los libros y libretas a casa.

Al día siguiente les envié por correo una batería de actividades de repaso para hacer los primeros días, luego me puse en marcha y de la nada tuve que crear una plataforma online para trabajar más directa con mis alumnos manteniendo un contacto diario y poder tener un feedback  de sus tareas, esto sin ayuda, sin tener mucha idea de cómo hacerlo, buscando información de aquí y de allá, usando mi wifi, mi ordenador, mi casa como escuela para las clases online y trabajando hasta doce horas diarias, contestando cientos de correos de padres asustados, despistados , enfadados y agradecidos porque para ellos todo esto también es nuevo. Las horas pasaban corrigiendo y devolviendo cada tarea corregida, calificada y con un mensaje de ánimo en cada una de ellas. Desde entonces mi rutina es saludar cada mañana a mis alumnos, animándolos, invitándolos a escuchar la canción del día y proponiéndoles relajaciones para toda la familia. En todo esto he tenido que quitar tiempo para estar con mi familia y tiempo para mí.

El primer mes fue muy duro, nos costó adaptarnos a todos, pero como todo en la vida, tiene su lado positivo, esta situación nos ha unido más de lo que ya estábamos a mis alumnos y a mí, han mejorado en competencia digital y les ha motivado a trabajar, al ser una novedad para ellos.

Como en todas las situaciones difíciles los niños nos dan una lección ejemplar a todos, se han portado como campeones y campeonas.

Como todo momento de transición, máxime si es global y multidimensional, resulta oportuno reflexionar críticamente sobre muchos aspectos concernientes a nuestro desarrollo personal y social. No es que no lo hubiéramos hecho ya antes, pero las inercias de lo antiguo y de lo burocrático eran lo suficientemente fuertes como para que no se hubiera producido una reflexión serena y profunda en la sociedad sobre la educación.

A veces es necesaria la disrupción, un paréntesis seco, para discernir y reflexionar sobre la sociedad en general y sobre la educación en particular.

MMM – PROFESOR DE MATEMÁTICAS, TECNOLOGÍA Y TIC – CENTRO CONCERTADO DE MADRID

El paso a la educación online ha sido una reconversión para muchos docentes. Provengo del mundo de la tecnología, por lo que al llevar años empleando herramientas colaborativas y online en mi caso no ha supuesto un aprendizaje en cuanto a las herramientas, pero sí en cuanto a la didáctica; el secuenciación de tareas, y la adecuación a un nuevo canal. No me cuesta entrar en un aula y hablar moviéndome e interactuando con los chicos, desde 1º ESO a 2º de bachillerato, pero tener que acompañarlos desde una silla es lo que más me ha costado. No ver sus caras, porque no tienen cámara muchos, ni escucharlos, porque el alboroto con los micros abiertos lo hace difícil.

También grabar las explicaciones para trabajar en el modelo de clase invertida, ya que no soy un youtuber, y me gusta el cara a cara improvisado, y poder explicar a raíz de un diálogo. Es algo nuevo y ha costado bastante.

Dejo aparte la evaluación. Una evaluación basada en pruebas escritas, del tipo que sea, es complicada. La picaresca de copiar está ahí, y quizás lo que hay que romper es el paradigma de nota-valor del trabajo. Realizar pruebas competenciales en vez de preguntas cerradas o cálculos desasociados de la realidad evita estar preocupados de si copian, pero lleva mucho más tiempo.

Pero la reflexión es que esta nueva situación ha servido a muchos docentes para redescubrir la vocación. Hemos pasado de tener 7 u 8 clases a ser casi profesores particulares de 350 alumnos. A descubrir la paciencia como una necesidad, una voluntad y algo imprescindible, más que como una virtud. A querer más y mejor a cada chico.

Pero es algo agotador, ya que acompañar significa atender, y sus dudas surgen como las balas de una ametralladora: en cualquier momento del día, tarde o noche. Me he dado cuenta de que trabajan mucho, y trabajan bien, y eso me ha exigido responder (o intentarlo) casi en tiempo real. Los chicos y las familias agradecen la atención, la cercanía y la proximidad en este marco lejano de internet, y a mí me ayuda a valorar que esta profesión tiene premio cada día.

No es un trabajo sino una misión. Compartida ahora mucho más con los padres. Puede que de esto al final salga algo bueno.

MMG  – PROFESORA DE 2ºESO – CENTRO PÚBLICO DE  DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

El profesorado es capaz de organizarse en tiempo récord, por muchos cursos TIC que se hagan, este aprendizaje queda olvidado. Sin embargo, la responsabilidad personal, social y laboral hace que se dominen los recursos cada vez más accesibles.

A medida que ha pasado el tiempo se ha ajustado el material, hemos sido conscientes que el alumnado no puede trabajar al mismo ritmo que en la docencia presencial.

Ha existido mucho aprendizaje emocional, muchas historias y situaciones que han dejado y dejan la Educación a la deriva, mucha desinformación, abandono por parte de la Consejería y Ministerio al profesorado que ha llegado donde ha podido.

Todo esto asociado a la escasez de recursos del alumnado, circunstancias socio-laborales y emocionales de las familias.

Es inviable la educación a distancia en un alumnado con edades complicadas, donde se le pide motivación y compromiso, con debilidades académicas (repeticiones, NEAE[1], etc.) o sin formación tecnológica funcional: conociendo whatsapp, fortnite, pero no adjuntar un archivo.

Es indudable que la familia ayuda, pero no puede soportar el peso formativo. Familias que nos preguntan sobre la vuelta a las aulas y no sabemos qué contestar

[1] NEAE: Necesidades Específicas de Apoyo Educativo

E.I.R. MAESTRA EDUCACIÓN INFANTIL – CENTRO PÚBLICO DE TENERIFE

Mi experiencia como maestra de Ed. Infantil en esta nueva situación fue, en un principio, estresante, pues tuve que pasar de una enseñanza totalmente presencial a otra online, en todos los aspectos.

Los primeros días fueron una avalancha de reuniones con el Equipo directivo y los compañeros.

En mi centro nos pusimos inmediatamente a recopilar todos los correos de las familias para ponernos en contacto con ellas. Descubrimos que algunas familias no tenían y otros correos no eran operativos.

Cuando pasaron las primeras semanas, ya estábamos organizados. Desde un principio se envían a casa propuestas de actividades para que el alumnado pueda reforzar los contenidos que se habían trabajado hasta ese momento.

Las familias nos envían fotos de las actividades que los niños y niñas han realizado en casa. Constantemente recibimos correos, revisamos las actividades y les respondemos. Esto, a veces supone que no hay horarios que delimiten la jornada de trabajo. Aunque paulatinamente se van ajustando. También realizamos videoconferencias con el alumnado y sus familias, para podernos ver y atender dudas y sugerencias.

Todo esto ha supuesto una actualización exprés de la metodología que habíamos utilizado hasta ahora. Personalmente no contaba con gran experiencia y control de la tecnología, lo que me ha supuesto, en alguna ocasión, un estado de ansiedad. Pero poco a poco vamos superando obstáculos.

También hay que tener en cuenta que algunas familias no poseen ni los medios ni los conocimientos para desenvolverse con este tipo de metodol ogía. Y esto ha supuesto también un hándicap en todo el proceso.

Ha sido una experiencia totalmente novedosa con momentos de ansiedad y estrés, pero que como profesional me ha ayudado a saber adaptarme a situaciones tan atípicas como es la que estamos viviendo.

Sirva este humilde artículo como agradecimiento a una profesión que siempre me ha merecido todo el respeto. Se podría hacer mejor, pero recordando una frase usada por una gran amiga : “mejor hecho, que perfecto”.

 

¡GRACIAS A TODO EL PROFESORADO!

Edelvives lanza una campaña para agradecer el trabajo y el esfuerzo de todos los docentes. Hasta el 31 de mayo tratará de conseguir el agradecimiento de miles de niños para los .

Únete al reto Profes Imprescindibles: «Una semana, un millón de gracias»

0 Comments

No Comment.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas cualquier sitio web, puede guardar información a través de tu navegador, normalmente en forma de cookie. Controla desde aquí tus opciones referentes al servicio de cookies.


Para el correcto funcionamiento de esta web, utilizamos las siguientes cookies necesarias técnicamente.
  • wordpress_
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_test_cookie
  • wp-settings-
  • wp-settings-time-
  • vchideactivationmsg_vc11
  • wp-saving-post

Necesarias para mejorar la navegación en la web
  • redux_current_tab
  • redux_current_tab_get
  • knp_landing

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios